16/9/13

TENSIÓN-DISTENSIÓN




TENSIÓN-DISTENSIÓN

Una de las muchas propuestas que se puede hacer a los alumnos para trabajar  la tensión-distensión, en este caso a través de la banda elástica.
     
Después de haber trabajado el juego entre la tensión y la distensión mediante una serie de ejercicios de movimiento orgánico, les ofreceremos una banda elástica y pasaremos a la realización de un ejercicio que les servirá como enlace para la búsqueda y utilización del juego de tensiones y distensiones en el movimiento.
                       
            De pie, los brazos en la vertical y con una banda elástica extendida entre las manos, les pediremos que sientan la tensión recibida a través de la banda hacia los brazos, la columna y las piernas.
Lenta y progresivamente, aflojarán la banda, llevando los brazos hacia abajo, a la vez que desde la pelvis irán distendiendo la columna y las piernas.
            Poco a poco buscarán nuevas formas y direcciones en la que estirarse y aflojarse por medio de la banda elástica, lo que dará lugar a nuevos diseños corporales: nuevos apoyos con el suelo; nuevos contactos de la banda con el cuerpo; etc. De esta manera se va propiciando una identificación corporal cada vez mayor con las cualidades de la banda elástica, apropiándose de su atributo más esencial: la capacidad de estirarse y aflojarse, capacidad intrínseca en nuestro cuerpo.



Les indicaremos que en el manejo de la banda el cuerpo no solo se tensa por extensión; sino que enredándose en ella, puede contraerse con tensión, o que un aflojamiento de la goma puede conducir a una postura abierta y distendida del cuerpo.  

            Después de un tiempo de búsqueda de las casi infinitas formas y maneras de tensar y aflojar el cuerpo en movimiento, les propondremos abandonar la banda, concentrándose única y exclusivamente en las tensiones, distensiones y o relajaciones de su cuerpo. Hagámosles ver que el trabajo ahora puede enriquecerse mucho más al no tener que manipular la banda: por ejemplo realizar tensiones y relajaciones repentinas con la “banda imaginada”; utilizar diferentes tipos de impulsos y recorridos espaciales; diferentes “escalas” en el aumento o disminución de la tensión; diferentes tempos, diferentes ritmos, etc.
Todo ello dará lugar a la expresión emocional que el trabajo sobre la tensión lleva implícito en si mismo, ya que la tensión muscular es uno de los factores con los que el cuerpo manifiesta sus emociones y sentimientos, ya lo dijo H. Wallon: “el tono es el tejido plástico de las emociones”



Fragmento del libro EXPRESIÓN CORPORAL - ARTE DEL MOVIMIENTO - Mercedes Ridocci.




15/9/13